The Secret

Loading...
Loading...

Rutinas Positivas

Un buen día para todos

Amplia la Consciencia de tu Comportamiento rutinario.

Ya veras como te va dando felicidad

Buscar este blog

Cargando...

domingo, 20 de enero de 2013

Los Procesos automáticos lo que hacemos sin darnos cuenta


Consciente, preconsciente Inconsciente,
El punto de partida de esta investigación es proporcionado por un hecho sin paralelo, lo que desafía toda explicación o descripción - el hecho de la conciencia. Sin embargo, si alguien habla de la conciencia, sabemos inmediatamente y por propia experiencia más personal de lo que se entiende por ella. Muchas personas, tanto dentro como fuera de la ciencia de la psicología, está satisfecho con la suposición de que la conciencia sólo es mental, y nada queda entonces para la psicología, sino para discriminar en la fenomenología del espíritu entre percepciones, sentimientos, procesos intelectivos y voliciones. En general se reconoce, sin embargo, que estos procesos conscientes no forman serie ininterrumpida que son completos en sí mismos, de modo que no hay alternativa para el supuesto de que existen procesos físicos o somáticos que acompañan a los mentales y que por cierto debe ser más completa que la serie mental, ya que algunos de ellos tienen procesos conscientes paralelo a ellos, pero otros no. Por tanto, parece natural a poner el esfuerzo en psicología sobre estos procesos somáticos, para ver en ellos la verdadera esencia de lo que es mental y tratar de llegar a algún otro tipo de evaluación de los procesos conscientes. La mayoría de los filósofos, sin embargo, al igual que muchas otras personas, disputa esta posición y declarar que la noción de una cosa mental es inconsciente es contradictorio en sí mismo.
Pero es precisamente esto lo que el psicoanálisis está obligado a afirmar, y esta es su segunda hipótesis fundamental. Explica los supuestos procesos somáticos accesorias como lo que es esencialmente mental y desconoce por el momento la calidad de la conciencia ....
Nos llevó pronto para hacer una división importante en este inconsciente. Algunos procesos se vuelven conscientes fácilmente, sino que luego puede dejar de ser consciente, pero puede llegar a ser consciente una vez más sin ningún problema: como se dice, que puede ser reproducido o recordado. Esto nos recuerda que la conciencia es, en general, una condición muy muy fugaz. ¿Cuál es consciente es consciente sólo por un momento. Si nuestras percepciones no confirman esto, la contradicción no es más que aparente. Esto se explica por el hecho de que los estímulos de percepción pueden persistir durante algún tiempo para que en el supuesto de que la percepción de las mismas se puede repetir. La posición entera puede verse claramente en la percepción consciente de nuestros procesos intelectivos, es cierto que estos pueden persistir, pero pueden fácilmente pasar en un instante. Inconsciente todo lo que comporta de esta manera, que pueden intercambiar fácilmente el estado inconsciente por el consciente, por lo tanto, se describe mejor como "capaces de entrar en la conciencia", o como preconsciente. La experiencia nos ha enseñado que apenas hay procesos mentales, incluso del tipo más complicado, que no pueden en ocasiones permanecen preconsciente, aunque por regla general se presiona hacia adelante, como decimos, a la conciencia. Existen otros procesos mentales o material mental que no tienen un acceso tan fácil a la conciencia, sino que debe deducirse, descubierto y traducido en forma consciente en la manera que se ha descrito. Es por tal material que nos reservamos el nombre del inconsciente adecuada.
Así, hemos atribuido tres cualidades a los procesos mentales: son ya sea consciente, preconsciente o inconsciente. La división entre las tres clases de material que tienen estas cualidades no es absoluta ni permanente. ¿Qué es el preconsciente se hace consciente, como hemos visto, sin ninguna actividad por nuestra parte, lo que es inconsciente puede, como resultado de nuestros esfuerzos, hacerse consciente, aunque en el proceso se puede tener la impresión de que estamos superando lo que a menudo son resistencias muy fuertes. Cuando hacemos un intento de este tipo en algún otro, no debemos olvidar que el consciente llenado de las rupturas en sus percepciones - la construcción que le estamos ofreciendo - no significa que hasta ahora hemos hecho consciente en lo que el material inconsciente en cuestión. Todo eso es cierto hasta ahora es que el material está presente en su mente en dos versiones, la primera en la reconstrucción consciente de que acaba de recibir, y en segundo lugar en su estado inconsciente original.


Id, Ego, Super-ego
[Es] El id. . . un caos, un caldero hirviente de excitación. Suponemos que está en algún lugar en contacto directo con los procesos somáticos, y se hace cargo de ellos las necesidades instintivas y les da expresión mental, pero no podemos decir en qué sustrato este contacto. Estos instintos se llenan de energía, pero no tiene una organización y no la voluntad unificada, sólo un impulso para obtener la satisfacción de las necesidades instintivas, de acuerdo con el principio de placer. Las leyes de la lógica - por encima de todo, la ley de la contradicción - no se aplican a los procesos en el id. Impulsos contradictorios coexisten sin neutralizar entre sí o dibujar aparte, a lo sumo, se combinan en formaciones de compromiso bajo la presión irresistible económica en el cumplimiento de su energía. No hay nada en el ello que se puede comparar a la negación, y estamos asombrados de encontrar en ella una excepción a la afirmación de los filósofos que el espacio y el tiempo son formas necesarias de nuestros actos mentales. En la ID no hay nada que corresponde a la idea de tiempo, no hay reconocimiento del paso del tiempo, y (algo que es muy notable y espera la atención adecuada en el pensamiento filosófico) no alteración de los procesos mentales por el paso del tiempo. Impulsos conativa que nunca han ido más allá de la identificación, e incluso las impresiones que han sido empujados en el ello por la represión, son virtualmente inmortales y se conservan durante décadas enteras, como si hubieran ocurrido hace poco. Sólo pueden ser reconocidos como pertenecientes al pasado, privados de su importancia, y despojado de su carga de energía, después de que se han hecho conscientes de la labor de análisis, y gran parte del efecto terapéutico del tratamiento analítico se basa en este hecho.
Está constantemente tener sobre mí que se ha hecho uso muy poco de nuestra teoría del hecho indudable de que lo reprimido permanece inalterado por el paso del tiempo. Esto parece nos ofrece la posibilidad de un acercamiento a algunas verdades muy profundas. Pero me han hecho ningún progreso aquí.
Naturalmente, el ello no conoce los valores, hay buenos y malos, no moral. El bloqueo económico, o, si se prefiere, el factor cuantitativo, que está tan estrechamente ligada con el principio de placer, domina todos sus procesos. Investiduras instintivas que buscan alta, - que, en nuestra opinión, es todo lo que contiene el id. Parece, en efecto, como si la energía de estos impulsos instintivos está en una condición diferente de aquel en el que se encuentra en las otras regiones de la mente. Tiene que ser mucho más fluido y más capaz de ser dado de alta, pues de otro modo no tendríamos esos desplazamientos y condensaciones, que son tan características del ello y que son completamente independientes de las cualidades de lo que está investido ....
En cuanto a la caracterización del yo, en la medida en que se diferencia del ello y el super-ego, nos irá mejor si dirigimos nuestra atención a la relación entre ésta y la parte más superficial del aparato mental , lo que nosotros llamamos el PCPT-cs (percepción consciente) del sistema. Este sistema está dirigido hacia el mundo exterior, como mediador de las percepciones de la misma, y ​​en que se genera, mientras que está funcionando, el fenómeno de la conciencia. Es el órgano sensorial de todo el aparato, receptivo, además, no sólo de las excitaciones desde fuera, sino también de como proceder desde el interior de la mente. Uno no puede ir mal en relación con el ego como la parte del ello que ha sido modificada por su proximidad con el mundo exterior y la influencia que ésta ha tenido en él, y que sirve al propósito de recibir estímulos y proteger el organismo de ellos, al igual que la capa cortical con la que una partícula de sustancia viva se rodea. Esta relación con el mundo exterior es decisiva para el ego. El ego se ha hecho cargo de la tarea de representar el mundo externo para el id, y así de salvarlo, porque el id, ciegamente tratando de satisfacer sus instintos con total desprecio de la fuerza superior de las fuerzas externas, de lo contrario no podría escapar de la aniquilación. En el cumplimiento de esta función, el ego tiene que observar el mundo exterior y preservar una imagen real de la misma en las huellas de la memoria que dejan sus percepciones, y, por medio de la realidad de la prueba, tiene que eliminar cualquier elemento de este cuadro del mundo exterior, que es una contribución de fuentes internas de excitación. En nombre del id, el ego controla la ruta de acceso a la movilidad, sino que interpola entre el deseo y la acción del factor de dilación del pensamiento, durante la cual hará uso de los residuos de experiencia almacenados en la memoria. De esta manera destrona al principio de placer, que ejerce influencia indiscutible sobre los procesos en el id, y la sustituye por el principio de realidad, que promete mayor seguridad y un mayor éxito.
La relación con el tiempo, también, que es tan difícil de describir, se comunica al ego por el sistema perceptivo y, de hecho casi no hay duda de que el modo en el que funciona este sistema es el origen de la idea del tiempo.¿Cuál es, sin embargo, especialmente marca el ego en contraste con el ello, se tiende a sintetizar su contenido, para reunir y unificar sus procesos mentales, que está totalmente ausente de la id. Cuando venimos a hacer frente en la actualidad con los instintos de la vida mental, espero que tengamos éxito en la localización de esta característica fundamental del ego a su fuente. Esto es lo que produce que solo alto grado de organización que el ego necesita para sus más altos logros. Los avances del ego de la función de los instintos que perciben a la de su control, pero éste sólo se logra a través del representante psíquico de la pulsión de ser subordinada a una organización más grande, y encontrar su lugar en una unidad coherente. En el lenguaje popular, se puede decir que el ego es sinónimo de la razón y la prudencia, mientras que el ello representa las pasiones indomables ....
El proverbio nos dice que no se puede servir a dos amos a la vez. El pobre ego tiene un tiempo aún más difícil de lo, sino que tiene que servir a tres amos severos, y tiene que hacer todo lo posible para conciliar las demandas y exigencias de los tres. Estas demandas son siempre divergentes y con frecuencia parecen bastante incompatibles, no es de extrañar que el ego tan frecuentemente cede bajo su tarea. Los tres son tiranos del mundo exterior, el superyó y el ello. Cuando uno observa los esfuerzos del ego para satisfacer a todos, o mejor dicho, para obedecer todos a la vez, uno no puede arrepentirse de haber personificado el ego, y lo estableció como un ser separado. Se siente rodeado por tres lados y amenazada por tres clases de peligro, a los que reacciona mediante el desarrollo de ansiedad cuando es demasiado duro presionado. Tener su origen en las experiencias del sistema perceptivo, está diseñado para representar las demandas del mundo externo, pero también quiere ser un leal servidor del ello, permanecer en buenos términos con el ello, a sí mismo recomendar a la Identificación del como un objeto, y extraer el id de la libido en sí mismo. En su intento de mediar entre el ello y la realidad, a menudo se ven obligados a vestir el inconsciente. comandos del ello con sus propios PC.racionalizaciones, al pasar por alto los conflictos entre el ello y la realidad, y con falta de honradez diplomática para mostrar una supuesta relación con la realidad, aun cuando el ello persiste en ser terco e inflexible. Por otra parte, cada uno de sus movimientos es observado por el superyó severo, que sostiene ciertas normas de comportamiento, sin tener en cuenta las dificultades provenientes del ello y el mundo exterior, y si estas normas no se actúa hasta, que castiga el ego con los sentimientos de tensión que se manifiestan como una sensación de inferioridad y culpa. De esta manera, aguijoneado por el ello, cercado por el super-ego, y rechazado por la realidad, el ego se esfuerza por hacer frente a su tarea económica de reducir las fuerzas e influencias que trabajan en él y en él a una especie de armonía y bien podemos entender cómo es que con tanta frecuencia no puede reprimir el grito: "La vida no es fácil". Cuando el ego se ve obligado a reconocer su debilidad, se rompe en la ansiedad: la ansiedad frente a la realidad del mundo externo, ansiedad normal frente a la super-ego, y la ansiedad neurótica ante la fuerza de las pasiones en el ello.
He representado a las relaciones estructurales dentro de la personalidad mental, como los he explicado, en un diagrama simple, que aquí reproduzco.
Usted podrá observar cómo el super-ego va en el ello, y como el heredero del complejo de Edipo que tiene, después de todo, las conexiones íntimas con el id. Se encuentra más alejado del sistema perceptivo que el ego.El ello sólo trata con el mundo exterior por medio del yo, por lo menos en este diagrama. Sin duda, es aún demasiado pronto para decir hasta qué punto el dibujo es correcto, en un aspecto, ya sé que no lo es. El espacio ocupado por el ello inconsciente debe ser incomparablemente mayor que la dada al yo o al preconsciente. Debe, por favor, corregir que en su imaginación.
Y ahora, al concluir esta ciertamente bastante agotador y cuenta tal vez no es muy esclarecedor, debo agregar una advertencia. Cuando usted piensa en esta división de la personalidad en el ego, super-ego y el ello, no hay que imaginar afiladas líneas divisorias como son artificialmente dibujado en el campo de la geografía política. No podemos hacer justicia a las características de la mente por medio de contornos lineales, como ocurre en un dibujo o en una pintura primitiva, pero necesitamos más bien las zonas de sombras de color de unos con otros que se encuentran en cuadros modernos. Después de que hayamos hecho nuestras separaciones, debemos permitir que lo que hemos separado para fusionar de nuevo. No juzgues con demasiada severidad de un primer intento de imaginarse algo tan escurridizo como la mente humana. Es muy probable que el alcance de estas diferenciaciones varía muy considerablemente de persona a persona, es posible que su función en sí misma puede variar, y que a veces puede someterse a un proceso de involución. Esto parece ser especialmente cierto de los más inseguros y, desde el punto de vista filogenético, la más reciente de ellas, la diferenciación entre el yo y el superyó. También es indiscutible que lo mismo puede ocurrir como resultado de una enfermedad mental. Es fácil de imaginar, también, que ciertas prácticas de los místicos pueden tener éxito en alterar las relaciones normales entre las diferentes regiones de la mente, de modo que, por ejemplo, el sistema perceptivo se vuelve capaz de comprender las relaciones en las capas más profundas del ego y en la Identificación del que de otro modo sería inaccesible. Si tal procedimiento se puede poner uno en posesión de las verdades últimas, de la que todo el flujo de buena voluntad, puede estar segura en duda. De todos modos, hay que reconocer que los esfuerzos terapéuticos del psicoanálisis han elegido tanto el mismo método de enfoque. Por su objeto es fortalecer el ego, para que sea más independiente del super-ego, para ampliar su campo de visión, y así extender su organización que pueda hacerse cargo de nuevas porciones del ello. ¿Dónde estaba el ello, no estará el yo.
Es un trabajo de recuperación, al igual que el drenaje del Zuiderzee.


Las Potencias del Comportamiento Inconsciente


Las Potencias hermosas del pensamiento inconsciente

Cuando te enfrentas a una decisión importante, la gente suele recomendar que "dormir en ella." ¿La ciencia apoyan esa creencia?
Por Ap Dijksterhuis
Ap DijksterhuisAp Dijksterhuis obtuvo su doctorado en 1996 en la Universidad de Nijmegen Radboud (en ese momento todavía se llamaba Universidad de Nijmegen). Entre 1996 y 1999 fue becario de Investigación de la Real Academia Holandesa de Artes y Ciencias, y en 2000 se trasladó a la Universidad de Amsterdam como Profesor Asociado. En 2002 se convirtió en profesor de tiempo completo, y en 2006 regresó a la Universidad de Radboud Nijmegen. En 2005, Ap ganó el Premio a la Contribución APA Carrera Temprana y la Asociación Europea de Psicología Experimental Social Premio Kurt Lewin. En ese mismo año, también recibió una subvención Vici - la mayor donación de la Fundación Holandesa de Ciencias (NWO) - para financiar la investigación sobre el pensamiento inconsciente y la toma de decisiones. En 2007 publicó un libro de psicología popular en holandés llamado 'Het slimme onbewuste' ('El inconsciente inteligente »), que se convirtió en un éxito de ventas. Recientemente, HP / De Tijd Ap seleccionado como uno de los 100 mejores de la mayoría de los holandeses influyentes.

"Al tomar una decisión de importancia secundaria, siempre he visto la conveniencia de considerar todos los pros y los contras. En cuestiones vitales sin embargo ... la decisión debe venir de lo inconsciente, de algún lugar dentro de nosotros mismos."
Sigmund Freud
Cuando se enfrentan a una decisión importante, otras veces le dirá a posponer su decisión y "dormir en ella" primero. En mi caso fue a menudo mi abuela que me dio este consejo. Es una creencia que muchas personas intuitivamente compartir: Ayuda a poner un problema a un lado por algún tiempo con el fin de llegar a una mejor decisión. De alguna manera, a la espera parece que nos ayude a diferenciar entre lo vital y lo fútil el. Posponer una decisión nos ayuda a basar nuestras decisiones en las razones apropiadas.
Pero, ¿esta "creencia popular" mantener en un experimento científico? Hace unos años, se realizó un experimento en el que había gente elegir entre cuatro apartamentos hipotéticos. La información se construyó de tal manera que uno de los cuatro apartamentos era objetivamente más deseable que los otros tres, en que poseía cualidades negativas más positivos y menos.Sin embargo, esto no fue evidente de inmediato que los apartamentos se describe con una gran cantidad de información.Después de que nuestros sujetos experimentales leer toda la información sobre los apartamentos, eligieron su favorito, ya sea inmediatamente o después de un período de distracción durante el cual se hicieron algunas otras cosas. Nuestra hipótesis fue que el último grupo seguirá "inconscientemente pensar" en los apartamentos mientras estaban distraídos. De hecho, nuestros resultados mostraron que el 37% de los participantes que decidieron inmediatamente eligió el apartamento adecuado, mientras que el 60% de los pensadores inconscientes eligió la mejor (ver Dijksterhuis, 2004; Dijksterhuis y Nordgren, 2006).Posponer una decisión de ayuda, incluso si uno no pienso conscientemente en ello nunca más.
La siguiente pregunta era si el pensamiento inconsciente podría ser incluso más útil que igual período del pensamiento consciente. Tradicionalmente, la mayoría de los eruditos en la toma de decisiones han supuesto que el pensamiento consciente a fondo es la mejor estrategia para llegar a decisiones acertadas. Este es, sin duda, a veces es cierto, pero como principio general que debe matizarse. Sabemos que, en determinadas circunstancias (por ejemplo, Wilson y Schooler, 1991), el pensamiento consciente se deteriora la calidad de las decisiones. En otro experimento se llevó a cabo (Bos et al., 2009), los participantes elegir entre seis casas que estaban a la venta en nuestra ciudad, de Nijmegen. Hemos simulado la página web en la que estas casas fueron anunciadas, pero retiró el precio de venta. Nuestros participantes se les dio unos minutos para navegar en nuestro tiempo "sitio web", y algunos de los participantes se les dio todo el tiempo que quisieran pensar en las casas, y para examinar más a través de la información. Otros se distraen durante unos 45 minutos (que en realidad hizo otros experimentos) antes de decidir. Por último, los participantes eligieron su casa favorita y se les pidió estimar el precio de venta para cada una de las seis casas con base en la información proporcionada. Los pensadores inconscientes - es decir, los que fueron distraídos - un desempeño significativamente mejor que los pensadores conscientes, un hallazgo que ha sido replicado en varias ocasiones (ver Strick et al, 2009, para un meta-análisis.).
En otros experimentos (Dijksterhuis, Bos, van der Leij y Baaren van de 2009), le pedimos a los responsables inmediatos de decisiones, los pensadores conscientes, inconscientes y pensadores para predecir los resultados de los partidos de fútbol que iban a ser jugado en un futuro próximo. La precisión de las predicciones no difería mucho de la gente que no sabe mucho de fútbol. Para los aficionados, sin embargo, los resultados fueron distintos. Los aficionados que pensaban inconscientemente hicieron predicciones mejores que los fans que pensaron conscientemente o aficionados que adivinar de inmediato.Curiosamente, tanto para los encargados de adoptar decisiones inmediatas, así como para los pensadores conscientes, el conocimiento de fútbol no se correlacionó con la calidad de las predicciones. Sólo entre los pensadores inconscientes se esta correlación obtenido, lo que indica que los beneficios de la experiencia, por lo menos dentro de los límites del paradigma actual, se vuelven evidentes cuando uno piensa inconscientemente y no conscientemente.
Recientemente, el descubrimiento de que los pensadores inconscientes superan a los pensadores conscientes y responsables inmediatos de decisiones se ha reproducido en los nuevos dominios e interesante. Mientras que nuestros experimentos originales fueron principalmente responsables de las decisiones de consumo, se ha establecido que el pensamiento inconsciente puede mejorar los diagnósticos clínicos realizados por estudiantes de psicología clínica (de Vries et al., 2009), los juicios de la justicia en los casos judiciales hipotéticas (Ham, van den Bos y van Doorn, en prensa), e incluso juicios morales (Jamón y van den Bos, en prensa).
Pero ¿por qué es tan útil pensamiento inconsciente? En nuestra opinión, hay dos razones. La primera tiene que ver con las capacidades de procesamiento diferentes procesos conscientes e inconscientes. La conciencia funciona en serie y tiene una pequeña capacidad. Es decir, sólo puede hacer una cosa a la vez, y sólo se puede trabajar en una cantidad muy limitada de información. Los procesos inconscientes tienen la capacidad de trabajar en diferentes cosas en paralelo y se puede integrar una gran cantidad de información. En una serie de experimentos, nosotros (Dijksterhuis, Bos, Nordgren y Baaren van de 2006) probaron si la cantidad de información involucrada en una decisión que determina la estrategia - el pensamiento consciente o pensamiento inconsciente - es la más fructífera. En estos experimentos, los participantes experimentales tuvieron que elegir su favorito entre los cuatro coches hipotéticos. Para algunos, los coches se caracteriza sólo por cuatro atributos, mientras que para otros participantes los coches se caracteriza por doce atributos. En efecto, los pensadores conscientes ido bien cuando tuvieron que elegir entre los coches descritos por sólo cuatro atributos (que en realidad hizo un poco mejor que los pensadores inconscientes), pero realiza muy mal cuando tuvieron que elegir entre los coches con doce atributos. La diferencia en la capacidad se sugirió en otro experimento (Dijksterhuis, 2004), en la que pidió a los pensadores conscientes e inconscientes que habían elegido sólo entre cuatro apartamentos si habían basado su decisión en uno o dos atributos o en una forma más holística, juicio global . La mayoría de los pensadores conscientes afirmó haber seguido la primera estrategia, mientras que los pensadores inconscientes había hecho el segundo.
Nosotros (Dijksterhuis, Bos, Nordgren y Baaren van de 2006) una vez entrevistó a personas que habían comprado recientemente un producto de consumo. Le preguntamos si habían pensado mucho en ello conscientemente, o si habían seguido el "dormir en ella" estrategia. Al final resultó que, los compradores de productos que sólo requieren el procesamiento de información limitada (CD, ropa, pequeñas cosas como el champú), experimentaron más después de la elección de satisfacción después consciente en lugar de pensamiento inconsciente, mientras que los compradores de productos más complejos (automóviles, cámaras, muebles) experimentaron una mayor satisfacción tras pensamiento inconsciente.
La segunda razón importante por la cual ofrecemos pensamiento inconsciente es útil es que parece ser mejor en la ponderación de la importancia relativa de los diferentes atributos. Las personas que juzgan una casa sabe que un gran espacio, así como muchos enchufes eléctricos en la cocina son atributos positivos, pero es justo reconocer que el primer atributo es mucho más importante que el segundo. Obviamente, esta debe contar con más peso en la decisión.
La idea de que los procesos inconscientes pueden, al menos a veces, ser más eficaz en la ponderación de los procesos conscientes no es nuevo. Ya se sugirió por Freud y más recientemente por Wilson y Schooler (1991). En sus experimentos, demostraron que el pensamiento consciente en realidad puede ser perjudicial para el proceso de ponderación. En nuestro trabajo, hemos obtenido algunas pruebas que sugieren que el pensamiento inconsciente es eficaz en la ponderación. En un experimento (Dijksterhuis & van Olden, 2006), los participantes tenían que elegir uno de los cinco carteles de arte. Lo hicieron inmediatamente después de ver los carteles, después de algún tiempo de pensamiento consciente, o después de un período de pensamiento inconsciente. Después de haber elegido un cartel para llevar a casa con ellos, también se pidió a los participantes en qué medida les gustaba a cada uno de los cinco carteles. Unas semanas más tarde, llamamos a nuestros participantes, y les preguntó qué tan satisfechos estaban con su elección, en qué medida han experimentado remordimiento, y por la cantidad de dinero que estarían dispuestos a vender su cartel. Al final resultó que, los pensadores inconscientes estaban más satisfechos y pidieron un precio de venta superior a los demás participantes. Además, el grado en el que le gusta el cartel elegido con respecto a los no elegidos correlacionada con su satisfacción. Esto no era cierto para los pensadores conscientes: La medida en que les gustaba su cartel después de elegir no fue predictivo de la satisfacción después. Esto sugiere fuertemente que participan en la ponderación pobres mediante las razones equivocadas para elegir.
Recientemente, hemos descubierto que el pensamiento inconsciente conduce a un proceso de ponderación automática que sigue - al menos por un tiempo - el paso del tiempo (Dijksterhuis, Bos & van Baaren, 2009). Supongamos que usted tiene que elegir entre dos coches, uno de ellos con unas características positivas muy importantes (buen historial de seguridad, buen kilometraje) y muchas características negativas sin importancia (no muchos portavasos, sólo están disponibles en tres colores) y el otro con muchas características positivas sin importancia ( portavasos suficientes, disponibles en muchos colores diferentes), y pocas características importantes negativo (registro de seguridad no pobres, kilometraje muy bueno). La mayoría de la gente elige el coche primero sobre el segundo, y si le preguntas a la gente inmediatamente después de procesar la información sobre estos vehículos, que de hecho muestran una preferencia moderada por el coche anterior. Sin embargo, después de un período de pensamiento inconsciente, esta preferencia por el coche apropiado se ha vuelto mucho más fuerte.Durante pensamiento inconsciente, las cosas importantes se vuelven más importantes, mientras que los asuntos sin importancia cada vez más importancia.
Sin embargo, el pensamiento inconsciente no es eficaz en todas las tareas. Calcula las preferencias más bien ásperas que nos permiten sentir que nos gusta una alternativa mejor que otro. Sin embargo, no es un instrumento de precisión, ya que no pueden usar activamente reglas proposicionales tales como son necesarias en la aritmética (intentar calcular 26 x 23 sin pensamiento consciente - es imposible). La conciencia, por otra parte, es capaz de hacer simplemente que - lo que es más precisa. Esto es relevante para la toma de decisiones, ya que significa que cuando nos enfrentamos a una decisión que implica poca información y ponderación no mucho - es decir, una decisión por la que la debilidad de pensamiento consciente no son muy relevantes - pensadores conscientes en realidad puede superan a los pensadores inconscientes. Del mismo modo, cuando tenemos que tomar una decisión sobre la base de números y cálculos - como en los juegos - pensamiento consciente por lo general supera el pensamiento inconsciente. Payne y sus colegas (Payne, Samper, Bettman, y Luce, 2008) proporcionado a las personas con la información sobre las diversas estrategias en un juego. Las diferentes alternativas se basan en los valores numéricos (como en los retornos de las acciones) y en la probabilidad. En tal caso, los pensadores conscientes son mejores que los pensadores inconscientes.
Hemos aprendido - especialmente en el mundo occidental - que la deliberación consciente es el santo grial de la toma de decisiones. Esta idea tiene que ser revisado. A veces el pensamiento consciente es más útil, pero a veces el pensamiento inconsciente es mejor. La avenida importante para futuras investigaciones es establecer las circunstancias en las que una estrategia es mejor que el otro. Quizá porque hemos aprendido que la deliberación consciente es casi siempre bueno, algunas personas se sorprenden por, o escéptico sobre los hallazgos que el pensamiento inconsciente es útil, o más en general, que podemos realizar operaciones cognitivas muy útiles sin dirección consciente. Sin embargo, nuestra historia evolutiva debería dejar claro que no es de extrañar en absoluto. La toma de decisiones es mucho más antigua que la conciencia humana tal como la conocemos, y como con todas las capacidades antiguas tales, que en general son bastante buenos para ellos si nos basamos en nuestro inconsciente.
Agradecimientos: Esta investigación fue apoyada por una beca de Vici la Organización Holandesa para la Investigación Científica (NWO) (453-05-004). Más información sobre nuestro programa de investigación se puede encontrar en www.unconsciouslab.com.

sábado, 19 de enero de 2013

Mejorar Nuestro Inconsciente

La mente inconsciente
Son toda una serie de creencias que tenemos y que no sabemos que tenemos.
Una manera de reaccionar que tenemos de la que no somos conscientes
Una forma de hacer que hacemos de manera automática.


Es clave desarrollar los comportamientos automáticos que más te ayuden en tu felicidad.
Las personas tenemos gran cantidad de reacciones y comportamientos automáticos.
Hacemos lo que estamos acostumbrados a hacer.
Pensamos de una manera automática
Reaccionamos de una manera automática.
Es importante que los hábitos, las creencias automáticas y los comportamientos automáticos.
Nos ayuden a sentirnos bien y a ser felices.
Nuestros comportamientos automáticos.
Las Reacciones automáticas.
Y las creencias de toda la vida.
Nos van llevando.
Tenemos que prestar gran atención por tanto para.
Que nuestras creencias sean las mejores.
Las reacciones sean también las mejores
Y las actuaciones inconscientes y automáticas nos colmen!!!

viernes, 18 de enero de 2013

domingo, 6 de enero de 2013

La Mente Inconsciente: Marianne Costa


1.- ¿Cuál es la diferencia entre genealogía y psicogenealogía? La genealogía es el registro civil de varias generaciones. Su objetivo es darnos a conocer quién nos engendró socialmente. Cuando agregamos el concepto “psico” estamos añadiendo aspectos de la psique. Por ejemplo: la forma del parto, buscamos las repeticiones de nombres o de fechas, la forma de morir, etc.
2.- Un arbolista, o artista del árbol, sería el encargado de analizar este trabajo psicogenealógico ¿Qué es lo que busca?Los arbolistas tratan de observar la huella que el árbol ha dejado en sus consultantes.  Como arbolistas damos a la persona, a todos los niveles, las informaciones relevantes que le faltan para que ella haga su trabajo.
3.- ¿Se puede hacer el árbol a cualquier persona? Nunca se debe hacer el árbol a personas que no sean autónomas: niños, personas con problemas psicóticos, minusválidos, etc. En el caso de hacerlo, deberán estar acompañadas por la persona que se ocupa de ellas.
4.- ¿Por qué se dice que el ejercicio del árbol genealógico es una toma de conciencia? El árbol genealógico es a la vez nuestra mayor trampa y nuestro tesoro más preciado. Trampa que lleva a traicionarnos a nosotros mismos por quedarnos apegados fielmente a contratos inconscientes. Tesoro que nos engendra y nos da la posibilidad de vivir desarrollando la conciencia.
5.- ¿Dónde podemos observar la trampa del árbol? El árbol nos da la misión “loca” que consiste en reparar heridas que pueden ser: intelectuales, emocionales, sexuales o corporales. Pero cuando en un árbol se corta una rama a consecuencia de un accidente, no podemos hacer crecer esa rama perdida, eso es infantil. Lo que podemos es sacar a su lado una nueva rama.
6.- ¿Cómo lo hacemos? Resulta muy importante clarificar nuestra intención y proyectarla al futuro. Si no hacemos esto, la intención que se proyecta es la intención de nuestro árbol genealógico que consiste en la repetición. Siempre nos guía la finalidad del consultante.
7.- ¿En qué forma se repite? Por ejemplo, los abusos en una generación engendran la violencia de las siguientes. Una madre que deja que abusen de sus hijos, da pistas de que ella también fue abusada en su niñez. Tras un abuso en el árbol, las siguientes generaciones se automutilan de diferentes formas: adicciones, anorexia, bulimia.
8.- ¿Cuál es el mejor árbol? Un buen árbol no es el mas bello, o el mas grande, sino el que produce un fruto exquisito. Como dice Alejandro Jodorowsky: “Un árbol sano es el que produce un fruto excelente, aunque sus ramas estén torcidas y su aspecto sea feo”
9.- ¿Con qué parte del árbol se relacionan nuestras creencias? Nuestro árbol genealógico nos pasa unas ideas intelectuales. Unas creencias y unos pensamientos que van ligados a nuestros bisabuelos. Debemos examinar todas nuestras creencias que suelen aparecer en nuestra vida como juicios y críticas. ¿Se trata de pensamientos útiles y bellos? Si no es así debo cambiarlos para poder alcanzar una vida útil y bella
10.- ¿La vida es impredecible? Al caminar por los senderos de la vida, nos sobrevienen acontecimientos inesperados, encuentros fortuitos, sorpresas que nos transforman.  A veces se trata de un cometa, a veces de un meteorito. Los cometas son aliados, son encuentros que te enriquecen, te dan fuerza divina, te ayudan a elevar la consciencia. Por el contrario, los meteoritos son catástrofes en torno a las que el árbol genealógico se enquista, nos debilitan, nos hieren. Los aliados pueden aparecer de pronto, sin esperarlos ni buscarlos. Pero si se necesitan, no está mal emplearse en buscarlos… si se mira bien, hay cometas en todos los cielos.
11.- ¿Cuáles son las vías para enfrentarnos al sufrimiento, a los “meteoritos” de la vida? La vía húmeda: Hacemos meditación, nos tratamos con un psicoanalista, leemos libros de autoayuda, etc. Es una vía lenta y requiere mucha disciplina.   La vía seca: Sucede de pronto un accidente, una enfermedad, un enamoramiento, una catástrofe… Algo inesperado y repentino que nos cambia la visión del mundo y con ello se reorganiza nuestra vida. La vía del discípulo: Encontramos un maestro que nos ayuda y nos enseña lo que el aprendió por alguna de las vías anteriores.
12.- En cualquiera de las tres vías anteriores, ¿cómo podemos usar la energía correctamente? La energía se manifiesta donde focalizo la atención. Donde pongo la atención llega la energía. Los doctores y los masajistas lo saben, por eso no debemos centrarnos en las enfermedades ya que eso las fortalece.
13.- ¿Cuál es el camino para realizarnos? Cualquier habilidad puede ser realizada, incluso llegar a desarrollarse con verdadera excelencia. Estos son los tres pasos: Lo imposible lo haremos posible. Si no puedo cantar en público, empezaré por hacerlo con un grupo de amigos, delante de un espejo. Lo posible lo haremos fácil. Lo ensayaré, buscaré maestros, me emplearé a fondo, hasta que se haga con naturalidad, llegaremos a que todo fluya. Lo fácil lo haremos excelente. Cuestión de dedicación, de formación, de tiempo, de esfuerzo… ¡lo logramos!
14.- En esta disciplina se habla constantemente de los nudos ¿Qué son? Los nudos se pueden entender como reacciones a miedos. Una persona queda atrapada “en un nudo” a la edad en la que sufre un trauma. Nos quedamos con la edad emocional en la que nos hicieron una herida. Cuando estamos estresados, volvemos a esa edad, con las repercusiones que ello tiene en los niveles intelectual, emocional, libidinal y material.
15.- ¿El nudo se relaciona con el árbol genealógico? El nudo que padezco es lo que faltó en el árbol, también la educación genera nudos que aceptamos como identidad. Sanar consiste en ser uno mismo…
16.- ¿Hay caminos que pueden conducirnos hacia la enfermedad? – Una prohibición que nos genera miedo – Por una orden que nos provoque rabia – Por una pérdida que nos provoca disgusto o sentimiento de devaluación.  – Nos invaden, lo que nos provoca represión y nos enquistamos – Estamos identificados con unos límitescon el dinero, con el espacio, temporales, sexuales…
17.- ¿Qué hacemos con esos límites? Comprender que en esencia toda limitación es un deseo de fracasar. El ser humano es un ente expansivo por definición. La familia, el entorno social, la cultura y la educación son los encargados de colocarnos límites.
18.- Demos la vuelta a la pregunta ¿Resulta posible convertirnos en seres sanos? Sanar es ser feliz, encontrar la alegría de vivir. La primera palabra que Ejo Takata le enseña a Alejandro Jodorowsky es “Felicidad”. Un individuo con un nudo sádico está sanado cuando su ego lo pone al servicio del ser esencial, haciéndose un cirujano fantástico.
19.- ¿Cómo suele reaccionar nuestro árbol genealógico cuando comenzamos un proceso de sanación? Nos culpa. Nos hace sentir que le pertenecemos. Protesta de infinitas formas. Nos hace creer que si maduramos, seremos viejos, si dejamos la piel de niños para comenzar a crecer veremos la muerte de nuestros padres y nuestra propia muerte. Incluso nos inculcan la creencia irracional de que la identidad ideal es de 20 a 35 años y preferimos no madurar por miedo a la muerte.
20.- ¿Cuál es la diferencia entre mejorar y cambiar? Al mejorar todo sigue prácticamente como antes, sólo ponemos parches. Cambiar es algo más, pues exige la transformación, la mutación, la resurrección.  No se puede cambiar de golpe, pero que sí se puede empezar a cambiar. Como señala Alejandro Jodorowsky: “No puedo cambiar el mundo, pero puedo empezar a cambiarlo”
21.- Para terminar, díganos el futuro de esta disciplina: de la psicogenealogía Si el siglo XX fue el del psicoanálisis, el XXI será el del estudio del inconsciente familiar”

Marianne Costa: El Inconsciente Familiar


Marianne Costa: Un árbol genealógico es una toma de conciencia, un trabajo que va a exigirnos mucha claridad mental, como si fuéramos a realizar una buena fotografía. Donde debemos preguntarnos, ¿qué está pasando con nuestro árbol? Mirar las heridas, la vergüenza y actuar para sanarlo. Recordando que “sanar” es llegar a ser lo que en verdad uno es.
Añade Alejandro Jodorowsky que somos entes vitales pero estamos enfermos. Dice que si tan solo nos diéramos esa grandiosa oportunidad a nosotros mismos para salir a pasear por el conocimiento con la única condición de tener el corazón abierto, ahí entonces, estaríamos realizando un acto de psicomagia.

Marianne Costa (37 años), cuyo encuentro fue digno de una novela de amor.

El chileno residente en París Alejandro Jodorowsky, tras contar su novelesca vida en “La danza de la realidad” –que le aupó al listón de autores superventas–, publica junto a su compañera y discípula, Marianne Costa, una guía práctica del Tarot como método curativo: “La vía del Tarot”, se titula. El próximo viernes ofrecerán en Madrid una lección magistral con público. El artista integral (ha hecho teatro, cine, cómic, chamanismo...) que llegó más allá del surrealismo sigue siendo un rebelde: el optimismo es hoy su arma de protesta. 
 
Pareja. Con Marianne Costa (37 años), cuyo encuentro fue digno de una novela de amor.
 

Por Elena Pita. Fotografías de Chema Conesa

De él se sabe que nació en Chile, 1930, y que a los 23 años se plantó en París dispuesto a “salvar el surrealismo” en misión mesiánica contra el papismo de André Breton: para ello fundó junto a Arrabal y Topor el movimiento Pánico, donde todo era posible. Desde entonces, ha pasado por todo: teatro, poesía, cine, cómic, narrativa, chamanismo, psicomagia, etcétera. Pero lo que nunca se cuenta de Jodorowsky es su condición de auténtica máquina: una máquina de parir ideas, un “sin parar”, como dice su compañera y discípula, Marianne Costa, coautora del libro que hoy les ha traído a Madrid, La vía del Tarot.

Sus últimas ocurrencias, últimas de los últimos 20 minutos, son que el mundo se está transformando en algo mejor, que de ahí su crisis y su angustia; que el hombre desarrollará pronto el quinto cerebro, capaz de mutaciones genéticas, de la robótica e incluso de volar, y que Bush no existe: es sólo la máscara de un entramado económico que también ha inventado a Bin Laden, para gobernar el mundo desde el terror.

P. En ocasiones ha dicho que predecir el futuro es una invasión del otro. ¿Para qué sirve si no el Tarot?

R. Es un útil para saber qué hacer en cada momento, es un lenguaje o una lectura donde por azar uno elige sus cartas y éstas le cuentan. No hay que confundir al tarotista, que es un charlatán que ve el futuro, con el tarólogo, que es una especie de psicólogo que entra en relación con tu presente a través de la frase que tú mismo eliges por azar en la baraja; con él se establece una relación terapéutica que economiza muchísimas sesiones de psicoanálisis, años.

P. Cuenta que todo empezó en el armario de su madre, donde descubrió la carta de El Carro: el cartón, cubierto de unas lenguas de fuego que nadie pintara, había aparecido entre las cenizas de su abuelo, inmolado por accidente. ¿Usted se creyó tal historia?

R. Sí, lo creí.

P. No me diga que se lo sigue creyendo.

R. No, ¡cómo voy a creerlo! Ni siquiera sé si mi abuelo murió quemado en el fuego; son leyendas familiares, pero que actúan. Yo he reproducido esta escena en mi película El topo: me quemaba para que mi mamá me amara.

P. Muy psicoanalítico.

R. Sí, los sueños familiares te marcan, te crean una memoria.

P. ¿Por qué dice que su madre era mutante?

R. Porque era muy alta, rubia y blanca como una taza de porcelana. Un cosaco ruso violó a mi abuela, judía lituana, y mi madre es producto de esa violación; era despreciada por toda la familia.

P. Y su padre trabajaba en el circo, antes de que usted naciera, ¿qué número hacía?

R. Hacía barras, y fue el primer hombre en colgarse del pelo: tenía el cuero cabelludo suelto, lo movía con un solo gesto. Sus músculos eran terroríficos. En mi película Santa Sangre hay una mujer que se cuelga del pelo, ése era mi padre, que probablemente tenía una pulsión homosexual, como su hermano, que lo era, y de ahí que tuviese un miedo atroz a tocar a su hijo. Cuando dejó el circo abrió una tienda de ropa interior de mujeres.

P. Usted que tanto ha estudiado la genealogía, ¿cree que no tenemos más misterio que el de ser hijos de nuestros padres?

R. No, la vida no es así: nadie puede descubrirlo todo sobre el otro ni sobre sí mismo. Estamos marcados por cuatro factores: la genética, la familia, la sociedad y la cultura.

P. ¿Qué hay del destino?, ¿uno puede escogerlo o influir en él?

R. Hay un misterio en el hombre y es que antes de nacer fuimos algo, como algo seremos después de morir. Y ese algo supone una energía, que nos trae al mundo con un carácter determinado. Nacemos con un destino, pero hay otro que creamos con nuestro pasos.

P. Todo indica que al final volvemos al origen, que en su caso fue el circo. ¿Sigue siendo un payaso pánico?

R. Puedes llamarme payaso, yo prefiero decir humorista: sin humor no hay terapia, la risa es fundamental.

P. ¿Y el mundo le sigue haciendo la misma gracia que cuando llegó a París en el 62?

R. Sí, claro, aunque ya no soy pánico. El movimiento Pánico era un acto individual de revulsión contra el surrealismo, una crítica del mundo. Yo salí del Pánico cuando di el paso hacia la humanidad, hacia el otro.

P. Dice que el arte nace de lo despreciado, ¿qué sería hoy lo más despreciado?

R. La positividad y la espiritualidad: el optimismo; hoy el artista maldito es el optimista. La pornografía, lo negativo, el feísmo es el gran asunto asumido. Cuando yo era pánico, despreciaba al mundo, había que ser negativo, porque el mundo estaba envuelto en una inercia, parado. Pero ahora, ¡cómo se puede tener una actitud artística negativa, cuando a la gente le cortan la cabeza, coges un periódico y no hay ni una noticia positiva. Cualquier cómico de televisión dice cosas más atroces que el peor surrealista.

P. Tengo entendido que reprocha al psicoanálisis que trate de traducir el inconsciente a términos racionales. ¿No es justamente lo mismo que usted practica con la psicomagia?

R. No, no, no. Freud empezó a explicar racionalmente el lenguaje de los sueños y los actos fallidos, que pertenecen al inconsciente; luego si los racionalizas, dejan de existir. O sea, enseñó al inconsciente a hablar el lenguaje racional. Yo he hecho lo contrario: enseñar a la razón a hablar el lenguaje inconsciente, y además sacarla de sus límites o sumergirla en actos que en el fondo son remedo de los sueños. El inconsciente no es traducible, es totalmente caótico. Pero el racional puede abrir sus límites y hablar el lenguaje inconsciente.

P. ¿Eso es lo que hacen los chamanes?

R. Sí, pero hay algo erróneo en esta moda del chamanismo. El chamán es como una planta, pertenece a un lugar, y es allí donde debe utilizar sus creencias, sus minerales, vegetales y demás; trasladar esto de Siberia a Madrid es una aberración, pero ellos vienen porque persiguen el gran dios del dólar. Los chamanes toman los sueños por realidad, y ven animales, son supersticiosos, utilizan ritmos, y todo esto nosotros no lo necesitamos.

P. Le planteo un caso para su psicomagia (terapia consistente en hacer lo que el inconsciente te pide): odio tanto a una persona que su memoria me tortura en sueños, ¿debo matarla?

R. Sí, la matamos; pero metafóricamente, y luego le pedimos perdón y le hacemos renacer como nos gustaría que fuera, para poder amarlo.

P. ¿No basta con matar?

R. Todo odio y deseo de destrucción responde a un amor no correspondido. Cuando matas a alguien y le haces renacer, vuelve amándote, y el inconsciente acepta la metáfora. En psicomagia, morir o matar expresa el deseo de transformación: se renace transformado.

P. Jodorowsky, dice que la crisis que hoy padece el mundo no es económica sino emocional. ¿Por emocional hemos de entender ideológica?

R. La crisis es absoluta. Se nos han caído todos los conceptos, hemos perdido todos los amores, no tenemos nada en que creer. Pero a esto lo llamo un maravilloso período de transformación: el gusano se convertirá en mariposa.

P. La sociedad vive angustiada, ¿cuál es el origen de este síntoma?

R. Es la angustia que produce el cambio: la mutación del espíritu. Creo que estamos a punto de crear un nuevo y quinto cerebro, y lo manifestamos con la búsqueda genética, la creación de robots, viajes espaciales y destruyéndonos los unos a los otros en guerras de poder. Cuando la transformación termine, el planeta se convertirá en un jardín.

P. Dice también que cada país tiene el Gobierno que se merece. ¿El mundo se merece a Bush?

R. Sí, porque está dominado por el patriarcado del imperio americano: el mundo favorece a la industria americana. La mitad de Estados Unidos más ocho millones son imbéciles, cretinos, limitados, viven encerrados en sus propias fronteras y ellos eligieron a Bush. La otra mitad menos ocho millones, se da cuenta ahora de que ellos no son EE UU: qué bien.

P. En la escala que hace de la Humanidad, ¿Bush sería el hombre valiente que, por no dudar, no teme a nada?

R. Te voy a decir un secreto: Bush no es, no existe. Es sólo una máscara de un grupo financiero, porque la política ya no es sino economía. Y si hubiera salido Kerry, lo mismo daba, porque es otra máscara del mismo grupo. Bush es como un muñeco de guiñol, que dice lo que le dictan, por eso cualquier cómico o actor de cine puede ser presidente. Además, no es posible que un hombre dirija todo un país. Pensamos así porque nuestra cultura nos remite a los reyes. Dicen que las nalgas del diablo son las mejillas de Dios, y yo digo que detrás de la máscara de Bush está la de Bin Laden, su colaborador, que aparece justo en el momento en que los americanos tienen que votar, para aterrarlos: es perfecto.

P. En esa escala de valores humanos, ¿el hombre que teme es el más lúcido?

R. El hombre teme, siempre; teme perder. El primer paso que da el ser que se ilumina es perder el miedo: el miedo a morir, que es el primigenio; o sea, aceptarlo, frente al cuerpo que teme la muerte porque es su forma de sobrevivir. El espíritu puede entregarse, pero el cuerpo sufre y se retuerce.

P. ¿Y usted, a sus 75 años, ha perdido el miedo?

R. Creo que sí: he aprendido a morir espiritualmente. Me costó mucho, pero lo vencí a los 60 años.

    “La vía del Tarot” (Siruela) sale a la venta esta semana. 

Marianne Costa